Un diagnóstico institucional es un proceso que permite a la dirección y a los distintos órganos de gobierno corporativo de cualquier institución determinar cuál es su posición comparada con un ideal institucional. Generalmente se hace a través de la evaluación cualitativa -con base en percepciones personales- y cuantitativa -utilizando evidencias documentales- de una serie de factores, cada uno de ellos evaluado por un conjunto de reactivos. Un diagnóstico institucional puede ser considerado como una fotografía de la institución en el momento en que fue realizado; esa fotografía muestra no solamente lo que la institución es, sino lo que debería ser.

Ya que un diagnóstico institucional muestra la situación actual de una institución comparada con un ideal, se convierte en un eficaz instrumento para la planeación estratégica de la misma. La información que arroja un diagnóstico institucional -unida a la que se tiene con respecto a la capacidad económica y otros recursos de la organización- permite establecer prioridades, programar actividades y fijar calendarios, así como determinar los recursos humanos, materiales y financieros necesarios para llevar a cabo los planes de mejora.

En esta sección se pone a disposición de las organizaciones de la sociedad civil cuatro herramientas diseñadas tres instituciones, para que las organizaciones de la sociedad civil puedan realizar su propio diagnóstico sin necesidad de recurrir a otras instancias. Estas herramientas permiten muchas variantes, de modo que su aplicación puede ser tan sencilla como se desee: puede limitarse a la dirección de la organización, o extenderse a esta y a sus órganos de gobierno, o a la dirección y el equipo operativo. Por otra parte, pueden basarse exclusivamente en evidencias documentales o en una combinación de estas con la percepción de los participantes. Independientemente de la herramienta elegida y de la forma de usarla, estas cuatro herramientas tienen la capacidad de aportar elementos valiosos para el mejoramiento de la organización.

Es evidente que entre más personas participen en este proceso de autodiagnóstico más riqueza tendrán tanto el ejercicio como la información que se obtenga de él, lo cual propiciará una mejor toma de decisiones.

Seguimiento, Supervisión y Evaluación

Seguimiento, Supervisión y Evaluación